Todo lo que debes saber sobre los seguros para comunidades  

Actualmente, disponer de uno de los muchos seguros comunitarios que cubren cualquier posible pérdida es fundamental, sobre todo si vivimos en un barrio de vecinos.

Según las estadísticas, los seguros comunidad propietarios es uno de los elementos con más accidentes a lo largo del año. El objetivo principal de este tipo de pólizas es cubrir todos los daños causados ​​por o en los bienes que integran el edificio (paredes, techos, suelos, ventanas, ascensores, piscinas…).

A continuación, hablaremos sobre la importancia de tener un buen seguro comunitario, sus coberturas básicas y opcionales, y las obligaciones de tener dicho seguro.

Aspectos importantes a la hora de contratar un seguro comunitario

Muchos vecinos se centran únicamente en el precio del seguro sin tener en cuenta factores fundamentales como las coberturas o prestaciones que nos proporciona el seguro, la cuantía hacia terceros en coberturas por Responsabilidad civil, la asistencia técnica y la defensa jurídica e incluso, la contratación de coberturas adicionales.

La mayoría de los usuarios, pasan por alto aspectos tan esenciales como los citados anteriormente, por lo que, en el caso de querer contratar un seguro de comunidad, será necesario obtener cualquier clase de información previa y dejarnos asesorar por los expertos en la materia, a fin de preservar los bienes y la tranquilidad de todos los vecinos que componen la comunidad.

¿Qué cubre un seguro de comunidad?

En primer lugar, debemos distinguir entre coberturas básicas y coberturas opcionales.

Entre las coberturas básicas de un seguro de comunidad, Mutua de Propietarios, especialistas en mantener nuestro edificio seguro, nos ofrece una serie de coberturas básicas, entre las que encontramos las siguientes:

 Incendios: daños causados por explosiones, incendios, caídas de rayos e incendio por actos vandálicos.

Robos y desperfectos: estarán cubiertos los bienes de la comunidad de propietarios, así como sus desperfectos (cuadros, lámparas, cerraduras, macetas…)

Daños eléctricos: lámparas, enchufes y todo aquello relacionado con la red eléctrica.

Roturas y desperfectos por fenómenos atmosféricos: estarán cubiertos los daños causados por lluvias, vientos, tormentas, granizo, pedriscos, etc.

 Garantías extra: si eres propietario de todo el edificio, obtendrás una serie de garantías extra (Responsabilidad Civil de los habitantes, cobertura en muebles de cocina, reparación por daños eléctricos y estéticos…)

En el apartado de coberturas opcionales, encontramos las siguientes como contratables:

  • Daños estéticos privados y comunitarios
  • Rotura de maquinaria
  • Control de plagas
  • Vehículos en garaje
  • Daños por agua de edificios colindantes y por goteras
  • Servicio de vigilancia y limpieza de grafitis

¿Es obligatorio disponer de un seguro de comunidad?

A nivel nacional no existe una ley como tal que regule la obligatoriedad de disponer de un seguro de comunidad para los inmuebles. Sin embargo, existen ciertas normativas autonómicas en las que sí es obligatorio que dicho seguro sea contratado por parte de la comunidad, siendo sancionadas en caso de no cumplir con dicha obligación.

Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, es obligatoria la contratación de una póliza que cubra los siniestros de incendios y daños a terceros cometidos en una comunidad de propietarios.

En el resto de Comunidades Autónomas, dicha contratación no es obligatoria como tal, sin embargo, cualquier vecino de la comunidad podrá exigir, incluso mediante la vía judicial, que dicha contratación se lleve a cabo a fin de evitar cualquier inconveniente innecesario.

Exclusiones en el seguro de la comunidad: cuándo el seguro no se hace cargo

Cada compañía tiene sus coberturas y exclusiones, aunque lo más habitual es que todas coincidan en no hacerse cargo de los daños en determinadas circunstancias:

  • Cuando el daño ha sido causado a propósito.
  • En siniestros causados por algunos fenómenos naturales, como por ejemplo terremotos o huracanes.
  • Por defectos en la construcción del edificio.
  • En casos de que el mantenimiento haya sido deficiente o nulo.
  • La importancia de que el capital del continente esté bien ajustado
  • Cuando se formaliza la póliza hay que poner el valor real del edificio para que, en caso de siniestro, el seguro cubra completamente el coste de reparación.

Al hecho de asegurar un bien poniendo que su valor es inferior al real se le conoce como infraseguro. También hay que actualizar el valor con el paso de los años para que siempre corresponda a la realidad.

Contratar compañía de seguros para comunidades de vecinos

Sabemos que los vecinos de cada comunidad tienen necesidades diferentes y no todos merecen la misma cobertura. Así, con Cordón Asesores Independientes, puedes contratar diferentes seguros para tu barrio:

  • Seguro de construcción multirriesgo.
  • Seguro multirriesgo comunitario.
  • Seguro de restauración de edificios de tres años.
  • Seguro de impago para alquileres y viviendas en propiedad comunitaria.
  • Seguro de Hogar para Viviendas en Propiedad Comunitaria.
  • Abogados profesionales de defensa jurídica seguros, contraseguros y de libre elección.

Además, si eres administrador de fincas y deseas protegerte por completo de cualquier imprevisto, puedes contratar una cobertura específica para administradores de fincas con nuestras compañías de seguros de comunidad:

  • Seguro de invalidez profesional para administradores de fincas.
  • Seguro RC profesional para administradores de fincas.
  • Seguro de defensa jurídica para administradores de fincas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.